Bombones de crema de queso manchego y nueces

bomboncremaqueso_1img_7745_p

Si Don quijote hubiese agasajado a Dulcinea con estos bombones lo mismo no se hubiese vuelto loco, porque lo mismo la susodicha labradora, por uno de ellos, hubiese accedido a ser Dulcinea, dulcineo o quien Don Quijote hubiese querido. Bueno, tonterías aparte, deciros que estos bombones están de miedo, y si no os cuadra mucho que al queso manchego le vaya bien el chocolate blanco probar a hacerlos y alucinar.

bomboncremaqueso_img_7750_p

La verdad que al queso le va muy bien el dulce, en especial las mermeladas y también el chocolate, sí sí. Para esta receta una crema de queso manchego es ideal , porque es una crema (obviamente) y porque mantiene el sabor a queso queso de verdad. Aunque usemos este sabor, el del queso manchego, sigue siendo un postre dulce, muy original y que os hará quedar como el p*uto amo en vuestra próxima cena.

Además os aseguro que son muy muy FÁCILES de hacer, de verdad, animaros a probar y seguro que repetís, ¿que puede salir mal? ¿que en lugar de bolitas de bombones os salgan albóndigas gigantes? pues bombón para 2 y solucionado!

Ingredientes para 6 bombones +/- (3 personas):
40 gr de nueces peladas + unas cuantas para decorar
50 gr de crema de queso manchego Record (o de otro queso si no tenéis manchego 😦  )
20 gr de queso crema
1/2 cucharada pequeña de azúcar
1/3 de cucharada pequeña de canela, nada, una pizca
150 gr de chocolate blanco normal (no de cobertura)
6 palillos mondadientes o de brocheta

Lo primero de todo, es importante para poder hacer los bombones y no terminar con la masa por toda las manos y cara, que tanto la crema de queso manchego como el queso crema estén bastante FRÍOS, así que los metéis en la nevera un buen rato antes.

Ahora sí, empezamos pelando las nueces si no las tenemos peladas, las machacamos en un mortero, en un bol las mezclamos con la crema de queso manchego, el queso crema, el azúcar y la canela, lo trabajamos bien con una cuchara, hasta que quede todo bien mezclado, preparamos un papel de horno encima de un plato.

Hacemos bolitas del tamaño de un chupa chups más o menos con las manos, (calculando que la mezcla total es para unos 6 bombones), le damos forma con la palma de la mano y vamos dejándolas en el papel de horno. Cuando las tengamos, les pinchamos a cada una un palillo mondadientes y las metemos en el congelador durante 1 hora más o menos

Vamos con la cobertura de chocolate, troceamos el chocolate blanco y lo ponemos en un bol, lo metemos en el microondas a temperatura media y vamos echándole un ojo y removiendo de vez en cuando para que no se nos queme el chocolate. Cuando veamos que está casi todo fundido, lo retiramos y removemos bien hasta que no haya grumos y esté bien fundido.

Sacamos las bolitas del congelador, y cogiéndolas por el palillo las bañamos en el chocolate y volvemos a dejarlas en el papel de horno, ahora, mientras está caliente el chocolate, le ponemos a cada una un trocito de nuez encima, así se quedará pegada y no saldrá disparada cuando vayamos a presentarlo. Hacemos esto con todas. Hecho esto, las metemos en la nevera unos 10 minutos y ya casi tenemos nuestro pedazos de bombones de queso manchego, ¿fácil no?.

Pasado ese tiempo, las sacamos de la nevera y ya las podemos despegar con cuidado del papel y quitarles el palillo, si os atrevéis se lo podéis quitar antes de meterlas en la nevera también. Las reservamos fuera del frigo o dentro de el pero en un tupper porque…

OJO! el chocolate por su alto contenido en grasas absorbe con mucha facilidad los olores de la nevera, por eso tenerlo siempre bien cerrado, si vais a guardar los bombones en la nevera para otro día hacerlo dentro de un tupper si no queréis que os huela a salami o a cualquier cosa que tengáis en la nevera.

¡A emplatar! (consejos de un novato para una presentación “apañá”)

1º. Al chocolate sobrante le añadimos un cucharada de yogur natural o nata si no tenemos yogur ¿quien no tiene un yogur en casa? lo calentamos y removemos hasta que el yogur/nata se haya incorporado totalmente.

2º. Coge un molde de emplatar redondo ¿no tienes molde redondo? no seas cutre y tira entonces aunque sea al chino más cercano, que te los venden por 0´50€, (ya que estás compra de varios tamaños). Seguimos, coge el molde redondo y por la parte de dentro ve echando un poco de la mezcla anterior por todo el borde inferior del molde, retíralo con cuidado y echa un poco de mermelada de fresa en un lado enfrente del otro.

3º. Coloca los bombones dentro del circulo que has hecho antes y ponle unas hojitas de hierbabuena, porque supongo que si has llegado hasta aquí habrás comprado también hierbabuena o menta no?

Ahora solo queda que limpies un poco el plato de los churretes y dedazos que haya y ya puedes servirlo y quedar de 10. Espero que os guste!

Guardar

Guardar

Anuncios

4 comentarios sobre “Bombones de crema de queso manchego y nueces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s