Gachas Manchegas s.XXI

GachasManchegas_p_2015_05_23_2612

Las gachas manchegas, como muchas otras comidas tradicionales, en su origen eran una comida de pastores y gente de campo. Comidas con pocos ingredientes, pero de alto valor calórico para poder afrontar toda la faena del día. Las gachas manchegas consiste en una harina de almorta, (un especie de la familia de las leguminosas), tostada y cocida. Dependiendo de la zona en la que se coman, se acompañan de unos u otros ingredientes, aunque el ajo y la panceta son innegociables. En muchos lugares, en Ciudad Real de donde soy yo, por ejemplo, se comen también con chorizo y en la zona de Cuenca se le añaden setas y patatas, todo un acierto por cierto.

En esta receta para #CLMGastro, con el motivo del día de Castilla-La Mancha, la idea era darle una vuelta a este plato tan de aquí y tan tradicional. Adaptar una comida que tradicionalmente se ha comido en corro, alrededor de la olla con el “cuchara y paso atrás”, a un plato que se pudiese servir en un restaurante, pero sin tocar el sabor ni perder esa esencia de las gachas manchegas.
En general, utilizando todos los ingredientes típicos de unas gachas manchegas; ajo, panceta, chorizo, setas, patatas y pan, darle una nueva imagen a las gachas de toda la vida, eso sí, alterando lo menos posible su elaboración y degustación.

gachasmanchegas_2_p_2015_05_23_2615

El resultado son unas gachas manchegas con crujiente de chorizo y torrezno, setas mini, ñoquis de ajo y patata y rulo pan frito. Que aproveche!

Podéis disfrutar de todas las recetas de #CLMgastro AQUÍ

Ingredientes para 4 personas:
6 cucharadas soperas de harina de almorta
6 dientes de ajo
2 chorizos para freír
250 gr de panceta de cerdo
1/2 cucharada de pimentón
1 patata
setas mini
pan de molde
1 huevo
harina de trigo
1l de agua

Empecemos por el principio, y explicando como se hacen unas gachas tradicionales, y luego como he elaborado mi receta.

En una sartén grande, con una buena cantidad de aceite de oliva, vamos friendo y retirando por este orden los ingredientes, los ajos, la panceta en trozos, los chorizos también en rodajas y por último las setas, reservamos la mitad del aceite, las patatas las freiremos en una sartén aparte.

En ese mismo aceite tostamos la harina de almorta, añadimos el pimentón y vamos añadiendo el agua poco a poco, dejando cocer y sin dejar de remover hasta conseguir una especie de papilla espesa. Añadimos todos los ingredientes, dejando que las patatas se asienten en el fondo, añadimos un buen chorro del aceite que reservamos y removemos bien, y a comer.

Ahora vamos con mi versión:

Lo primero, en un cazo con un poco de agua y sal cocemos las patatas, las pelamos y trituramos, reservamos.

En una olla o sartén grande, freímos con abundante aceite de oliva y a fuego lento los ajos. Cuando estén bien fritos, retiramos los ajos y los trituramos junto con las patatas, ponemos a punto de sal y reservamos.

Añadimos la panceta de cerdo troceada y freímos lentamente, hasta que esté bien crujiente la corteza, retiramos y reservamos. Ahora es el turno del chorizo, le quitamos la piel, desmenuzamos y freímos hasta que quede con un pequeño toque crujiente, escurrimos en papel absorbente. En ese mismo aceite damos una vuelta a las setas, retiramos y reservamos con el resto de ingredientes.

Vamos a elaborar los ñoquis, a la patata y los ajos triturados le añadimos el huevo, mezclamos, vamos añadiendo harina hasta que quede una masa un poco blanda pero manejable, extendemos la masa en tiras, como si fuesen salchichas y cortamos en trozos de 1,5cm. En agua hirviendo los cocemos hasta que veamos que suben a la superficie, reservamos.

Estiramos con un rodillo las rebanadas de pan de molde, las cortamos en tres tiras y las enrollamos en un molde de canelones y freímos.

Ahora sí, vamos a por las gachas, retiramos la mitad del aceite donde hemos frito todos los ingredientes, tostamos la harina de almortas junto con el pimentón, si hiciese falta más aceite le añadiríamos un poco. Cuando estén tostadas, añadimos poco a poco el agua, sin parar de remover para que se disuelvan bien y no queden grumos, (este es el principal secreto de las gachas), deben de quedar como una papilla, ni muy espesas ni liquidas, en este momento rectificamos de sal si fuese necesario. Añadimos un buen chorro del aceite que hemos reservamos, mezclamos bien y ya estamos listos para emplatar.

Ponemos en el fondo del plato las gachas, dibujamos una linea con el crujiente de chorizo, ponemos algunos ñoquis y setas, de la panceta solo la parte de la corteza crujiente, terminamos con el rulo de pan frito y unas gotas del aceite. Disfrutar con un buen vino!

Anuncios

15 comentarios sobre “Gachas Manchegas s.XXI

  1. No solo me gustarón en el e-book, es que tenía que venir a verlas, ese toque de la flor de geránio y el nombre y todo, un 10. Un gusto haber participado contigo, y los otros, en esta iniciativa, que espero siga creciendo.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias Manu el placer ha sido mío, el poder participar con todos vosotros ha sido estupendo, y gracias por tu valoración que viniendo de un crack como tu se agradece mucho. Un saludo!

      Me gusta

    1. Muchas gracias! La intención era esa, darle una nueva presentación a las gachas de siempre, espero haberlo conseguido, muchas gracias por tu comentario Chus un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s